Saltear al contenido principal

Erizo

Ver la cara que hacen los niños cuando ven este pastel bañado en choco negro y que lleva encima, simulando las púas del animal, unos piñones de primera, no tiene precio. Pero además de bonito, es delicioso. Imagen, calidad y originalidad se unen para hacer felices a los más pequeños de casa y también a los mayores. ¡Ah! Tenemos también la versión mini, individual. Su elaboración es entretenida pero el resultado vale la pena: es el dulce más “simpático” de la casa.

Pd. Los piñones no pinchan.

Ingredientes: Huevos, harina, impulsor, piñones y chocolate negro del bueno. 

Alérgenos: Gluten, Frutos secos, Lactosa, Trazas de soja y Huevo

Consejos de consumo y conservación: Os recomendamos sacar el producto de la nevera 20′ antes del servicio

Categoría:
Volver arriba